Saltar al contenido.

Los objetivos en la elaboración de proyectos

21/10/2010

Si aprendemos a definir los objetivos durante la elaboración de proyectos tendremos realizado la mitad del mismo. Eso es sobre lo que voy a hablar hoy, como definir los objetivos como uno de los pasos para realizar un proyecto.

Los objetivos son las metas que forman el marco de referencia del proyecto. En su formulación pueden admitir varias interpretaciones y no hacen referencia directa a conductas concretas.

Debemos de diferenciar dos tipos de objetivos, los generales y los específicos. Los objetivos generales son la descripción de los logros que queremos alcanzar con la ejecución de una acción planificada.

A título de ejemplo orientativo podemos indicar que para formular objetivos generales se pueden utilizar verbos en infinitivo, tales como conocer, comprender, analizar, evaluar, ampliar, aumentar, disminuir, reducir, contribuir, asegurar, garantizar, incrementar, obtener, dotar, incorporar, demostrar, propiciar, fomentar, desarrollar, etc.; resulta evidente que estos verbos admiten varias interpretaciones y no se pueden observar directamente. Son los beneficios que se pretenden conseguir a largo plazo, por lo que hay que pensar en términos de tiempo y espacio

Los objetivos específicos concretan y pormenorizan los definidos como generales, restringen su significado. Deben de identificar de manera más clara y precisa lo que se pretende alcanzar con el proyecto. Deben de estar definidos de forma que sólo admitan una interpretación, faciliten la estructuración del proyecto y puedan separarse para su análisis. La formulación de los objetivos específicos debe de responder a tres preguntas: Qué, Cuánto y Cuándo. También deben de ser medibles y realistas.

En la formulación de los objetivos específicos deben de utilizarse verbos de acción, tales como diseñar, enumerar, resolver, clasificar, calcular, comprobar, repetir, ordenar, diferenciar, comparar, decidir, capacitar, implantar, implementar, elaborar, sensibilizar, incorporar, desarrollar, cualificar, expandir, coordinar, asesorar y estructurar entre otros.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta en la definición de los objetivos es la participación en su elaboración de todo el equipo, que se debata y se llegue a un consenso, de manera que se consiga el compromiso de todos los miembros en su consecución.

Resumiendo, los objetivos generales deben ser a largo plazo y los específicos deben de concretar los pasos a seguir para alcanzar los objetivos generales.

¿Has realizado el análisis FODA de tu organización?, pues qué tal si pones en práctica las indicaciones anteriores y definimos dos objetivos generales y seis específicos. Iremos dando los pasos para realizar un proyecto.

About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 143 seguidores

%d personas les gusta esto: